Biomecanicamente.org actualidad on-line del Instituto de Biomecánica ■ Biomecanicamente.org IBV on-line news ■ Biomecánica, ciencia que estudia el comportamiento del cuerpo humano y su relación con los productos con que interactúa y el entorno en el que se desenvuelve ■ Biomechanics, the study of the human body's behaviour and its relation to both its surrounding, environment and the products it interacts with ■ Éxito empresarial a través del bienestar de las personas ■ Corporate success through people's wellbeing ■ Cuidamos tu calidad de vida ■ We take care of your quality of life ■ Automoción y medios de transporte ■ Automotive and mass transport sector ■
Monday, 13 September 2021 17:33

FallSkip: aportaciones al ámbito clínico Featured

Rate this item
(1 Vote)

Cristina Herrera Ligero1, Ana Ruíz García 2, José David Garrido Jaén1 , Ignacio Bermejo Bosch1, Xavier Andrade Celdrán1, Rosa Porcar Seder1

1 Instituto de Biomecánica (IBV) Universitat Politècnica de València Edificio 9C Camino de Vera s/n (46022) Valencia (España)

2 Centro de Salud Algemesí asociado al Departamento de Salud de La Ribera

 

El Instituto de Biomecánica (IBV), en línea con su filosofía de promoción y transferencia de conocimiento y tecnología, desarrolla en 2017 la aplicación para valoración del riesgo de caída FallSkip/IBV. Esta herramienta responde a una demanda sociosanitaria explícita debida a la elevada prevalencia de las caídas en las personas de edad avanzada y a los costes asociados a ellas. FallSkip permite, en menos de dos minutos, realizar una prueba de valoración completa y obtener resultados sobre marcha, equilibrio, sentarse y levantarse y tiempo de reacción, así como un índice de riesgo de caída final de manera instantánea. Su validez y fiabilidad ha sido probada en varios contextos clínicos, incluyendo pacientes con Enfermedad de Alzheimer o Parkinson.

La objetividad de los resultados proporcionados, así como su versatilidad y agilidad, convierten a FallSkip en una herramienta muy útil en procesos asistenciales de diferente tipo, donde la calidad en la atención es primordial, pero también lo son la eficiencia y la rapidez. Destacan, entre otros usos clínicos actuales, su empleo en programas de prevención de caídas en población de edad avanzada dentro de la Atención Primaria, o el uso dentro de Servicios de Medicina Física y Rehabilitación, a nivel tanto asistencial como investigador. Sobre estos últimos, los facultativos involucrados destacan su sencillez, objetividad y su utilidad en la objetivación de la evolución funcional y el diseño de tratamientos específicos. 

INTRODUCCIÓN

El IBV cuenta con más de 40 años de experiencia en investigación e innovación en tecnología sanitaria y personas mayores. En este marco, y en línea con la filosofía del centro, el IBV desarrolla en 2017 la aplicación biomecánica para valoración del riesgo de caídas FallSkip/IBV (Ripoll et al., 2017). Este desarrollo responde a una demanda sociosanitaria específica, relacionada con la elevada prevalencia de las caídas en la población adulta mayor y a los gastos y empleo de recursos asociados a las consecuencias derivadas de las mismas. No en vano, las caídas son uno de los grandes problemas en la población adulta mayor, suponiendo uno de los principales síndromes geriátricos y la segunda causa mundial de muerte accidental o no intencional (OMS, 2016; Samantha Turner, Rupert Kisser & Wim Rogmans, 2015).

Frente a otro tipo de herramientas para la evaluación del riesgo de caídas como el Physiological Profile Assessment (Lord, Menz, & Tiedemann, 2003) o las escalas clínicas de Berg (Wirz et al., 2010) y Tinetti (Raîche et al., 2000), que pueden ser demasiado largas, costosas, subjetivas o poco sensibles según el caso, FallSkip es un instrumento ágil y objetivo adaptado a las necesidades de los profesionales sanitarios.

FallSkip se compone de una técnica de registro encapsulada en un dispositivo tipo Android y un protocolo de medida especialmente diseñado para la valoración del riesgo de caída.  El protocolo, basado en el test Timed up and go (Shumway-Cook et al., 2000) modificado, incluye cuatro fases consecutivas: bipedestación, inicio de la marcha tras un estímulo sonoro, sentarse y levantarse de una silla y, por último, marcha de nuevo. El dispositivo se coloca de forma sencilla en la región lumbar del sujeto evaluado (Figura 1) y mide las aceleraciones del centro de gravedad durante la prueba, lo que permite a su vez obtener parámetros biomecánicos relacionados con el equilibrio, la marcha, la actividad de sentarse y levantarse, y el tiempo de reacción. 

 

Figura 1. Colocación de Fallskip en la región lumbar.

 Estos datos se combinan a su vez con los principales factores de riesgo de caída (edad, género e historial de caídas), permitiendo obtener de forma inmediata el índice final de riesgo (Figura 2). Así, en menos de dos minutos, FallSkip permite asignar de forma fiable y precisa el riesgo de caída de una persona atribuible a su estado funcional.

 

Figura 2. Pantalla de resultados de FallSkip.

FallSkip ha demostrado su fiabilidad y validez en la evaluación funcional y del riesgo de caídas en diversos contextos, incluyendo el de pacientes con Enfermedad de Alzheimer (Serra-Añó et al., 2019) (López-Pascual et al., 2018) o Parkinson (Serra-Añó et al., 2020).  Además, la escasa duración de la prueba, junto a su objetividad, hacen al sistema idóneo para su uso en cualquier contexto clínico, donde priman ambos aspectos. 

El objetivo del presente artículo es dar a conocer la utilidad de FallSkip en el ámbito clínico a través de experiencias reales de uso.

FALLSKIP: EXPERIENCIAS DE USO EN EL ÁMBITO CLÍNICO  

Uso en Atención Primaria

Un ejemplo de la necesidad de su utilización se encuentra en  el ámbito de la Atención Primaria, donde es necesario gestionar eficazmente la elevada presión asistencial sin perder de vista la calidad del acto médico. En este sentido, en el departamento de Salud de La Ribera se puso en marcha hace tres años un proyecto que pretendía identificar factores de riesgo y establecer estrategias para la prevención de caídas en población geriátrica. Para ello, además de definir el perfil sociosanitario del paciente, los facultativos precisaban de alguna herramienta objetiva que les ayudara a valorar funcionalmente a la persona, establecer el riesgo de caída y, al mismo tiempo, mantener la eficiencia necesaria en este ámbito (García et al., 2018). En este contexto, FallSkip les permitió llevar a cabo dicha tarea, encontrando en su muestra que más de la mitad de los pacientes evaluados tenían un riesgo moderado, alto o muy alto, y sentando las bases para la definición de las vías de manejo más adecuadas en cada caso.

Además, fue posible comparar los resultados proporcionados por FallSkip con otro tipo de herramientas, como la batería SPPB (Short Physical Performance Battery) y el cuestionario icon-FES (Falls Self-Efficacy Scale), que se utilizan para valorar la funcionalidad de los miembros inferiores y la confianza de realizar actividades de la vida diaria respectivamente, obteniendo resultados prometedores (Folch et al., 2019). 

Es preciso destacar que dicho proyecto nace a raíz de un convenio de colaboración entre el IBV y el Hospital Universitario de la Ribera (Alzira) gestionado por Ribera Salud II UTE Ley 18/82, que surge precisamente en respuesta a las necesidades planteadas por los profesionales sanitarios. Así, esta colaboración proporcionó acceso al uso de nuevas tecnologías a los facultativos de la Atención Primaria, en aras de mejorar la gestión, detección y manejo del riesgo de caídas de las personas mayores. Para los facultativos involucrados, FallSkip fue una herramienta muy bien acogida, destacando la rapidez, usabilidad y la sencillez de su uso y cómo la obtención de resultados clínicos valiosos en poco tiempo les permitió mejorar la eficiencia en la atención a personas mayores (Folch et al., 2019).   

Uso en el ámbito de la Rehabilitación

La Medicina Física y la Rehabilitación es otro de los campos en los que más interés ha suscitado esta tecnología, probablemente por ser la valoración funcional una de sus herramientas principales e imprescindibles. Así, la valoración del riesgo de caída con FallSkip ha encontrado su hueco tanto en el área más asistencial como en la rama investigadora de la especialidad.

En el primer caso, dentro del ámbito asistencial nos encontramos ejemplos como el del Hospital Universitario de La Plana, en Castellón, donde aquellos pacientes que presentaban fracturas con un posible origen osteoporótico eran valorados tanto mediante densitometría ósea como mediante FallSkip. Así, teniendo información tanto del estado óseo como del riesgo de caída, es posible establecer una serie de vías terapéuticas específicas según los resultados de ambas valoraciones, mejorando la eficiencia y el éxito de este circuito asistencial. Otro ejemplo es el Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Arnau de Vilanova, en Valencia. En este servicio, FallSkip se emplea como una herramienta de screening inicial en pacientes con algún tipo de inestabilidad o mareo, derivando a valoración con posturografía sólo a aquellos que presentan un patrón determinado. Esto ha ayudado en la gestión de este tipo de procesos y a filtrar mejor las consultas a partir de datos objetivos.

La investigación médica es el paso previo para la implantación o estandarización de determinados tratamientos o acciones, y por ende resulta necesaria a la hora de mejorar la gestión de los procesos asistenciales. Dada su importancia, es indispensable contar con herramientas válidas, fiables y objetivas para la medida de resultados. En el Hospital Universitari i Politécnic La Fe se ha incluido FallSkip dentro de la metodología de evaluación motora en pacientes con ictus en el estudio de los efectos sobre la marcha de un sistema de rehabilitación con interfaz neuronal directa (Vázquez et al.). En el Consorcio Hospital General Universitario de Valencia, por su parte, se ha incluido Fallskip dentro del proceso de screening ante una posible inestabilidad por neurotoxicidad quimioterápica en pacientes con Cáncer de Mama; además, se están comparando estos resultados frente a posturografía estática y frente a cuestionarios de calidad de vida. 

Evaluación de secuelas tras Covid-19

Por último, en la situación sociosanitaria actual no es posible pasar por alto las consecuencias que ha tenido la pandemia por el coronavirus SARS-CoV-2(COVID-19). Desde los primeros casos detectados en nuestro país hasta hoy son más de 4,9 millones las personas que han cursado con esta enfermedad en España. Muchas de ellas, a pesar de haberla superado, presentan o han presentado secuelas de tipo respiratorio, cognitivo, neurológico o musculoesquelético, entre otros (Iannaccone et al., 2020). Con respecto a estas últimas, es frecuente encontrar un peor desempeño motor global con un empobrecimiento motriz que de manera secundaria puede ocasionar un aumento en el riesgo de caídas. En todo el mundo, equipos multidisciplinares han evaluado y monitorizado este tipo de secuelas, implementando herramientas de valoración funcional como el Timed up and Go  (Butler et al., 2021) el Sit-to-Stand test o Short Performance Physical Battery  (Vasconcello-Castillo et al., 2020). Como alternativa a aquéllas, FallSkip se presenta como una herramienta capaz de evaluar funcionalmente diversos gestos o actividades (marcha, equilibrio, sentarse y levantarse) y proporcionar un índice de riesgo de caída de forma rápida. Así, varios hospitales cuentan con este sistema dentro de los protocolos de valoración funcional de pacientes con secuelas tras Covid-19.

Algunos ejemplos son los servicios de Rehabilitación del Hospital Universitari i Politècnic La Fe, el Consorcio Hospital General Universitario de Valencia, o el Hospital Arnau de Vilanova, donde se integra el uso de FallSkip dentro de la batería de pruebas o escalas empleadas en las consultas de seguimiento de estos pacientes. Estas valoraciones se realizan usualmente al mes del alta del paciente y a los 5 o 6 meses, y permiten objetivar la evolución, así como ayudar al diseño de objetivos específicos de rehabilitación mejorando además la seguridad del tratamiento.